967 665 483 · 666 716 860 baltico@balticoestudio.com

Estamos ante un logotipo que juega con los espacios que la forma del isótipo sugiere, un anagrama tipográfico, que juega con los acrónimos y una la estructura sólida del cuadrado una forma por la que “entra” la luz recortada (AC). Esta forma aporta solidez, carácter y equilibrio. En definitiva la racionalidad con la que se “debiera” representar el trabajo de un letrado.
El nombre aparece repetido en una columna desigual, de forma reiterada, esa es la parte más arriesgada. Se repite formando otra geometría sólida que remarca el conjunto del logotipo. La morfología vertical del conjunto transmite la idea de equilibrio de una columna.

Un logotipo correcto debe transmitir, ni más ni menos, los valores y virtudes que debe representar. Con este precepto se debe empezar a plantear un diseño, esto pone al cliente, el cual aprueba la apuesta del diseñador, en el centro del proyecto, ya que es fundamental que el cliente se sienta representado. Por tanto, la formación estética y cultural del cliente es decisiva.

Agradecemos a Antonio Calderón la confianza depositada en Báltico Estudio.

logo-calderon-baltico